ADN y pruebas genéticas: ¿descubrí para qué sirven?

ADN y pruebas genéticas

Tanto el ADN como las pruebas genéticas son cada vez más importantes para descubrir patologías, lazos de sangre y datos de filiación. Descubrí de qué se trata este avance de la medicina que suma cada vez más adeptos.

¿Qué es el ADN y qué determina?

El ADN es la molécula que porta nuestra información genética, o sea, las instrucciones que determinan en gran medida las particularidades de una persona. Nuestro material genético, que está adentro de las células, sirve como código para fabricar las proteínas, unos componentes que tienen suma importancia en diferentes funciones biológicas. De producirse un fallo durante la vida en el ADN o bien, al contrario, el material genético ya portaba un fallo (mutación) puede acrecentar el peligro de sufrir determinadas enfermedades.

Rasgos físicos

Muchos rasgos físicos asimismo vienen ciertos por las instrucciones codificadas en el ADN, si bien los estudios más recientes apuntan a que todo es más complejo de lo que habíamos pensado en un inicio. Por poner un ejemplo, anteriormente, los científicos creían que el tono de los ojos dependía de un solo gen. Investigaciones siguientes han probado que la tonalidad de los ojos viene determinada de manera directa por el grado y el género de pigmentación del iris, y que en ella influyen múltiples factores genéticos.

No es el único mito que existe sobre el impacto de la genética en una enorme pluralidad de rasgos físicos. Sin embargo, existen algunos mitos en torno a esto. Por poner un ejemplo, no es verdad que peculiaridades como los hoyuelos de las mejillas, los lóbulos de las orejas o bien la habilidad para enrollar la lengua vengan determinadas por un solo gen. Por este motivo, tampoco es posible efectuar una prueba de ADN que muestre, con el análisis de un solo marcador, si tenemos o bien no hoyuelos, de qué forma son los lóbulos de nuestras orejas o bien si podemos hacer formas con la lengua.

Los rasgos de una persona, como la predisposición a sufrir una enfermedad, pueden venir escritos en la información genética de un individuo y es a través del estudio del ADN y pruebas genéticas que se pueden descubrir. No obstante, esta información es exageradamente compleja de examinar y de interpretar. Por poner otro ejemplo, mientras que previamente se pensaba que el hecho de ser diestros o bien zurdos estaba determinado por un solo gen, hoy día sabemos que hasta cuarenta genes diferentes pueden influir en esta característica.

¿Qué son las pruebas genéticas y qué podemos aprender?

El estudio del ADN y pruebas genéticas son una serie de exámenes que se efectúan en el laboratorio para estudiar las instrucciones de nuestro material genético. Gracias a ellas se puede diagnosticar enfermedades, identificar los cambios en el ADN que ocasionan una patología ya detectada, determinar la gravedad de un trastorno o bien orientar sobre la mejor terapia que sea viable dirigir.

Esta clase de pruebas se hacen normalmente en la práctica clínica, de manera que las unidades especializadas de secuenciación y bioinformática recomiendan a los médicos y los pacientes para realizarlas.

¿De qué forma se hace un test de ADN?

Un análisis genético puede ser efectuado desde cualquier muestra de origen biológico, como un pelo, un pedazo de piel, la sangre o bien la saliva. En el caso de los test de ADN que se comercializan, las compañías generalmente ofrecen un fácil kit a fin de que introduzcamos en un pequeño cilindro nuestra saliva o bien hagamos un pequeño frotis con las células del interior de la mejilla. Más tarde vamos a deber devolver ese cilindro a la compañía, que examinará el material genético y va a ofrecer unos resultados predictivos dependiendo del panel genético que estudie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *