Edad y embarazo: ¿Cómo se relacionan con las enfermedades genéticas?

mujer de avanzada edad y embarazada sosteniendo su panza

Es probable que desconozcas la estrecha relación de este triángulo entre las enfermedades genéticas, la edad y el embarazo. La relación se explica a partir de que a mayor edad, tanto el hombre como la mujer sufren la pérdida de vitalidad en elcuerpo humano. Si bien es parte del proceso natural y el famoso ciclo de vida, es importante conocer cuáles son los riesgos de tener un embarazo a edad avanzada.

La edad afecta de forma directa al sistema reproductor a nivel estructural, hormonal y celular. Y como no podía ser de otra manera, el paso del tiempo incide también en nuestras células sexuales, los gametos del humano, especialmente en la parte de la formación.

A medida que una persona envejece, sin importar cuál sea su sexo, la actividad de los gametos decae. Esta pérdida de vitalidad y actividad en las células sexuales es la que puede determinar la aparición de enfermedades genéticas que pueden detectarse gracias a las pruebas de ADN.

¿Qué son los gametos?

Son las células reproductoras masculinas (espermatozoides) y femeninas (óvulos). A partir de la unión de estos gametos se  forma el cigoto que tras 9 meses y un arduo proceso biológico se transforma en el futuro bebé.

Edad y espermatogénesis

Los gametos masculinos, conocidos como espermatozoides, se forman en las gónadas masculinas denominadas testículos. Se estima que en cada eyaculación, el hombre expulsa alrededor de 300 millones de espermatozoides que también pueden encontrarse en el líquido pre-seminal.

La incidencia entre la edad y el embarazo se puede ver afectada en este caso porque las células tienen sus propios mecanismos para detectar fallos en la estructura del ADN. Sin embargo, estos mecanismos decaen con la edad, aumentando las probabilidades de sufrir mutaciones genéticas silenciosas que pueden repercutir posteriormente en la descendencia.

Ovogénesis y edad

La obtención de óvulos desde las células germinales femeninas se desarrolla en los ovarios, las gónadas femeninas. Ovogénesis es el proceso de diferenciación del gameto femenino y ovocito a través de la división mitótica. Al igual que en los hombres,  el organismo de la mujer tiene sendos mecanismos para controlar los procesos celulares que se desarrollan a lo largo de esta fase. Con el paso del tiempo, estos mecanismos protectores decaen y así es como la edad y el embarazo pueden desencadenar alteraciones genéticas o mutaciones.

Edad y alteraciones genéticas

No se trata de que una madre con edad avanzada siempre esté predestinada a sufrir un embarazo complicado. Existen infinidad de casos en los que las mujeres jóvenes también sufren enfermedeades genéticas que afectan a sus hijos por una carga genética existente y desconocida o por la exposición a factores ambientales. Existen infinidad de alternativas que pueden repercutir en un embarazo.

Sin embargo, lo que buscamos con este artículo es advertir sobre posibles riesgos y el aumento de probabilidades de mutaciones genéticas cuando los padres presentan edad avanzada al momento de la fecundación. Desde Genoanálisis recomendamos la realización de estudios genéticos, sin importar la edad, para evitar riesgos innecesarios sobre la salud del bebé como así también materna.

¿Cuáles son los riesgos cuándo la futura mama sobrepasa los 40 años?

El consenso médico general a nivel mundial recomienda que a partir de los 35 años es aconsejable realizar ciertas pruebas diagnósticas para confirmar que el futuro bebe no tenga complicaciones.

Por otra parte, a partir de los 45 años los óvulos propios de la mujer pierdan muchísima capacidad de fecundación, por lo que a esa edad la gestación a partir de la donación de óvulos se transforma en una alternativa cada vez más viable y utilizada. Por ejemplo, el riesgo de aborto natural a los 41 años es del 24%, mientras que a los 44 años la cifra alcanza el 54%. Esto no sólo tiene que ver con la mujer, sino que también se produce por la mala calidad de los espermatozoides del hombre.

Algunos características de embarazos a partir de los 40 años

  • Aparición de diabetes gestacional
  • Hipertensión y preclampsia
  • Aumentan las probabilidades de tener un bebé prematuro
  • Riesgo elevado de alteraciones genéticas fetales
  • Dificultad para la concepción
  • Abortos espontáneos

 

One Reply to “Edad y embarazo: ¿Cómo se relacionan con las enfermedades genéticas?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *