Examen de paternidad: la mejor manera de asegurarte que sos padre

Padre junto a su hijo tras el examen de paternidad positivo
¿No sabes quién podría ser el padre de tu hijo? ¿Creés que no sos vos? Para aquellos casos en los que necesitas asegurarte de ello, el examen de paternidad es una de las alternativas en estudios genéticos más utilizada en todo el mundo. Un claro ejemplo se dio durante 2010 cuándo se efectuaron más de 500.000 pruebas de paternidad en los EE.UU. De esta manera queda claro que no sos la única persona con el mismo inconveniente. De hecho, la Asociación Americana de Bancos de Sangre (AABB) y la Organización de Acreditación de Pruebas de ADN laboratorios han proporcionado una cifra más que significativa: en los últimos veinte años se ha producido un incremento superior al 400% en el número de pruebas efectuadas de paternidad. En España por poner un ejemplo, se efectúan entre dos mil quinientos y cuatro mil pruebas de paternidad por año y esta demanda no deja de avanzar. El veinticinco por ciento de estos casos se confirma que el presunto padre sometido a la prueba no es el padre biológico lo que demuestra la importancia de la prueba de paternidad y las pruebas de ADN en todo el mundo.

¿Es necesario que asista la madre?

Hay que aclarar que alrededor del 50% de las pruebas de paternidad se hacen sin necesidad de que asista la madre, ya que la mitad de los hombres que se someten a estas pruebas genéticas para revisar si son los auténticos progenitores biológicos de sus supuestos hijos, lo hacen sin que la madre esté presente. Uno de cada diez de estos casos se confirma que el presunto padre no es el padre biológico. Los usuarios piden la pruebas genéticas por razones muy distintas, aunque frecuentemente se trata de hombres que sospechan que alguno de sus supuestos hijos es realmente de otro padre.

¿Qué es una prueba de paternidad?

Una prueba de paternidad es la forma más precisa de saber quién es el padre de una criatura y se establece si la persona que se somete a la prueba es verdaderamente el padre biológico. Sabemos por las leyes de la genética que un pequeño hereda la mitad de su génesis del padre y la otra mitad de la madre. A través de la comparación de secuencias concretas del ADN entre el supuesto padre con el perfil de ADN del hijo, los científicos pueden confirmar si el hombre examinado es el padre biológico del niño. Por esta razón, si las secuencias de ADN coinciden con las secuencias de ADN del hijo entonces se confirma que es el padre biológico. La prueba de ADN es muy precisa, pero siempre debe realizarse el estudio en laboratorios genéticos que cuenten con buena reputación y certificaciones de calidad internacional como Genoanálisis.

¿Cómo se toman las muestras biológicas para el estudio?

La toma de las muestras del examen de paternidad basado en el ADN es muy simple y fácil. La toma de  las muestras se efectúa usando un kit casero de paternidad, que lo podés recibir en la comodidad de tu casa. El kit contiene unos sobres que poseen unos hisopos de algodón. Por regla general vas a recibir tres sobres. Uno para el presunto padre, otro para la madre (en caso de que se desee incluirla al estudio) y otro para el hijo. Tenés que frotar el hisopo por el lado interno de la mejilla durante diez segundos. Cuando hayas frotado suavemente los hisopos por el interior de la boca los dejas secar y una vez secos los mandas al centro de pruebas, previo aviso al laboratorio. Cada paso te va a venir indicado con información más explicita y también instrucciones en el kit que recibas para que la toma de la muestra para tu examen de paternidad sea simple, segura y anónima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *