Pruebas de ADN: crece la demanda a nivel mundial

Pruebas de adn

Una misma temática está creciendo en todo el mundo: cada vez son más las personas que se someten a realizar pruebas de ADN. Presuntos padres, supuestos hijos y madres que dudan son algunas de las motivaciones que empujan a los seres humanos a prestar parte de su material biológica en pos de una identidad genuina.

También es cierto que existen problemáticas legales como herencias y disputas de paternidad. Las pruebas de ADN cuentan con validez jurídica y en muchas ocasiones son presentadas como pruebas irrefutables en juicios y trámites administrativos.

La tecnología como aliada de la genética

Los avances tecnológicos y la genética van obligatoriamente de la mano. Tal es así, que ahora empresas como Genoanálisis ofrecen la posibilidad de que la persona interesada tome la muestra sin moverse de su casa. Para esto, primero se debe comprar el kit online de muestras y seguir cada detalle previamente explicado al pie de la letra. En caso de hacerlo, se obtiene una muestra libre de contaminación que posteriormente es retirada por la empresa genética. Desde un hisopado bucal hasta un chicle masticado son algunas de las muestras válidas para extraer el material biológico.

pruebas de adn

El ADN o ácido desoxirribonucleico es el material biológico y hereditario que se encuentra en el núcleo de las células del organismo. Agrupado en forma de hélice el ADN tiene un registro único que lo diferencia de los demás. Es por ello, que puede obtenerse de diferentes maneras. La forma clásica es obteniendo un pelo de los implicados para realizar la comparativa. La tecnología y la precisión de los estudios permitió aumentar las opciones y goma de mascar, colillas de cigarrillos, preservativos, restos óseos, saliva y cera de oídos se presentan como alternativas validas.

Europa, en la cima de la demanda genética

A lo largo y ancho del mundo, las pruebas de ADN comienzan a ubicarse entre los primeros estudios genéticos demandados por la sociedad. Por ejemplo, en Alemania, Ancestry realizó más de 15 millones de pruebas de ADN, mientras que más de 3 millones utilizan su plataforma para investigación genética. En Israel, MyHeritage registró cifras nunca antes vistas en registros: cien millones de usuarios se registraron y, según afirman, «la genética está en un punto de apogeo, despertando cada vez más interés». Por su parte, la proveedora iGENEA afirmó que desde 2016 hubo un notable incremento en la cantidad de clientes.

La seguridad y efectividad de estos estudios son otro motivo para confiar: los resultados aportan 99.9% de precisión lo que se transforma en una garantía de éxito.