Pruebas genéticas: todo lo que tenés que saber antes de hacerlas

Pruebas genéticas

Las pruebas genéticas toman cada vez mayor importancia en el mundo de la medicina. No sólo se trata de detectar enfermedades prenatales, sino que además, permite conocer parte del árbol genealógico y establecer relaciones filiatorias. Ante la duda, lo ideal es hacer un test de ADN para confirmar una presunción y darle una identidad plena al futuro hijo.

¿Qué es un gen?

Un gen es un segmento de ADN o ácido desoxirribonucleico que determina las proteínas a formarse. De esta manera, se establece la estructura que adquere el organismo para satisfacer las demandas metabolícas. Se estima que el genoma (conjunto de genes) está compuesto por 25 mil genes.

¿Qué es una enfermedad genética?

Una enfermedad genética es aquella que se produce a través de una alteración en uno o varios genes. Estas mutaciones también pueden darse a nivel cromosómico produciendo una patología tanto en el individuo portador como en la descendencia. Las mutaciones también pueden darse con factores de riesgo ambientales como el humo del tabaco o la exposición a metales pesados como el Plomo.

Es importante destacar que algunas patologías genéticas son hereditarias. Dentro de ellas, existen aquellas en las cuales la persona es portadora recesiva, sin siquera presentar síntomas que puedan advertirla de que algo no anda bien en el organismo. Por esta razón, someterse a una prueba de ADN es fundamental para evitar riesgos pre natales, peri o post natales.

¿Qué es una prueba genética?

Consiste en un test que se realiza a partir de una muestra biológica del individuo. Este material orgánico se obtiene mediante la sangre, restos de piel, saliva o muchísimos otros recursos que los especialistas toman para analizar si una persona posee determinados genes que culminarán en enfermedades genéticas.

Es a través de las más de 900 pruebas genéticas que se pueden detectar genes defectuosos, replicaciones anormales o la ausencia de genes.

¿Beneficios de las pruebas genéticas?

  • Eliminará preocupaciones e incertidumbres sobre  la posibilidad de padecer una enfermedad.
  • Disminuye el riesgo de que una patología hereditaria pueda afectar al recién nacido.
  • En caso de que la transmisión sea inevitable, permite establecer un tratamiento precoz para la patología del recién nacido. Así, mejora el pronósico y se evitan las recidivas.
  • Permite realizar un cambio de estilo de vida que puede aumentar las probabilidades innatas a desarrollar ciertas enfermedades.
  • Detecta lazos sanguíneos entre diferentes personas y roles. Además, permite detectar el árbol genealógico previo.

De esta manera, optar por la prueba de ADN es fundamental para preservar la propia salud y la del futuro hijo.

 

One Reply to “Pruebas genéticas: todo lo que tenés que saber antes de hacerlas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *