Las funciones de las proteínas, y más

Mujer con músculos sujetando un vaso de leche

Todos sabemos que las funciones de las proteínas son fundamentales en el cuerpo humano, pero no todos se preguntan qué son ni sus diferentes tipos, entre otros aspectos clave. A partir de este artículo aprenderás sobre qué son, sus composiciones y, al final, te dejamos 4 alimentos riquísimos en proteínas que no deben faltar en tu dieta diaria.

Qué son

Las proteínas son biomoléculas formadas por aminoácidos que, a su vez, están unidos por tipos de enlaces mejor conocidos como enlaces peptídicos. El orden y la disposición de estos aminoácidos dependen en su totalidad del código genético de cada persona. Todas las proteínas están compuestas por: Carbono, Hidrógeno Oxígeno, y Nitrógeno. Además, la mayoría también contiene azufre y fósforo.

Las proteínas conforman aproximadamente la mitad del peso de los tejidos del organismo, y están presentes en todas las células del cuerpo, además de participar en prácticamente todos los procesos biológicos que se producen. Es muy importante aclarar que se pueden detectar proteínas anormales a través de una prueba de ADN.

Tipos

Proteínas animales: Estas proteínas son aquellas que proceden de los animales como las carnes, los pescados, huevos, lácteos y, en resumen, todas las provenientes del reino animal.

Proteínas vegetales: Son aquellas que proceden de los vegetales como las legumbres, las semillas, los frutos secos, entre otras.

Funciones

– Las proteínas participan en la construcción y reparación de huesos, músculos, piel, uñas, y demás tejidos.

– Los anticuerpos que nos defienden de bacterias son proteínas.

– Mantienen el equilibrio del pH interno.

– Permiten la contracción muscular.

– Les conceden elasticidad y resistencia a los órganos y tejidos.

– Participan en el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

– Aportan energía.

Según sus funciones

Hormonales: Estas proteínas que son segregadas por las glándulas endocrinas se transportan a través de la sangre y emiten información de una célula a otra.

Enzimáticas: Aceleran los procesos metabólicos en las células como la digestión, las funciones del hígado, y otros importantes procesos.

Estructurales: El colágeno, la queratina y la elastina son muy necesarios para nuestro cuerpo.

Defensivas: Además, tienen una función inmunitaria que nos protege de las bacterias. Los anticuerpos se forman en glóbulos blancos y atacan bacterias, virus y demás microorganismos peligrosos.

De almacenamiento: Son aquellas encargadas de guardar minerales como el potasio o el hierro. El almacenamiento de hierro es vital para poder evitar los efectos negativos de esta sustancia.

Transportadoras: Las proteínas transportan minerales a las células, como es el caso de la hemoglobina que además transporta oxígeno de los tejidos a los pulmones.

Receptores: Son usadas en la comunicación entre las células. Suelen encontrarse fuera de las células para controlar las sustancias que entran y salen de ésta.

Motoras: Regulan la fuerza, la velocidad del corazón y las contracciones musculares, como por ejemplo la miosina.

Según su composición

Proteínas simples

Están formadas, principalmente, por aminoácidos.

Proteínas conjugadas:

Suelen estar compuestas de un componente no aminoácido, y pueden ser:

Glucoproteínas: Estructura con azúcares.

Lipoproteínas: Estructura de lípidos.

Nucleoproteínas: Unidas a un ácido nucleico. Por ejemplo, cromosomas y ribosomas.

Metaloproteínas: Contienen en su molécula uno o más iones metálicos. Por ejemplo: algunas enzimas.

Cromoproteínas: Tienen en su estructura un grupo hemo. Por ejemplo: la hemoglobina.

4 alimentos ricos en proteínas

Las plantas sintetizan las proteínas del nitrógeno inorgánico pero, los animales al no poder realizar este proceso, tienen que incorporar estas sustancias a través de la dieta.

Soja: La soja es una fuente vegetal de proteínas y contiene la mayoría de aminoácidos esenciales a excepción de la metionina. 100g de esta legumbre contienen 15.7g de proteína.

Leche: La soja es posible consumirla como semillas de soja o como leche de soja. Pero la leche normal también contiene gran cantidad de proteínas. De hecho, la leche de vaca contiene gran cantidad de nutrientes necesarios para nuestro organismo. Es rica en calcio, fósforo y riboflavina. 149 calorías contienen 8 gramos de proteínas.

Vaso de leche y su botella con leche

Pechuga de pollo: Otra opción es la pechuga de pollo, un alimento rico en proteínas y con un bajo contenido calórico. Prácticamente el 80% de sus calorías provienen de las proteínas. 100g de pechuga de pollo contienen 22g de este macronutriente.

Pechugas de pollo condimentadas

Huevos: Este es un alimento sano, rico en vitaminas, minerales y antioxidantes, que no debe faltar en la dieta. Sin lugar a dudas, es la mejor fuente proteica que existe, conteniendo proteínas con alto valor biológico.

Huevos marrones sobre un bol

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *