¿Quién descubrió la estructura del ADN y qué son los cromosomas?

Los cromosomas del ADN sobre un fondo borroso

El descubrimiento de la estructura del ADN  y los cromosomas se dio el 25 de abril de 1953 cuando la gaceta Nature publicó por primera vez cómo era la estructura del ADN. Sin dudas que se trató de un reportaje que revolucionó la genética tal y como lo conocemos actualmente.

¿Quién descubrió la estructura del ADN?

La molécula ahora conocido como ADN fue identificada por primera vez en la década de 1860 por un químico suizo llamado Johann Friedrich Miescher, que estudiaba sobre las células blancas de la sangre. Se percató de que, cuando se añadía un ácido a una solución de las células, una substancia se separaba de la solución. Al investigar esta substancia observó que tenía propiedades inesperadas diferentes a las de las otras proteínas. Le dio el nombre de nuclein, en tanto que creía que había salido del núcleo de las células.

Sin saberlo, Johann había descubierto las bases moleculares la vida, el ADN. Sin embargo, su papel crucial en la determinación de la herencia genética no se demostró hasta mil novecientos cuarenta y tres. Desde entonces, se dio una auténtica carrera científica por ver quien sería el primero en descubrir la estructura de la molécula de ADN.

En la década de 1950, Watson y Crick eran sólo 2 de los muchos científicos que estaban inmersos en averiguar la estructura del ADN. Trabajaban con modelos tridimensionales para intentar reconstruir la molécula de ADN. En base a sus investigaciones pensaban que la del ADN se trataba de una molécula helicoidal, una doble helice, pero les faltaba una prueba evidente para sustentar su idea.

Al tiempo y a no muchos quilómetros de distancia Rosalind Franklin utilizaba una técnica parcialmente nueva llamada cristalografía de rayos X para estudiar el ADN. Gracias a ella pudo tomar un patrón de difracción de rayos X de una muestra de ADN. Las fotografías mostraron la forma claramente helicoidal del ADN. Era la prueba que Watson y Crick precisaban.

En la mañana de veintiocho de febrero de mil novecientos cincuenta y tres, Watson y Crick determinaron que la estructura del ADN era un polímero de doble hélice, o una espiral de dos cadenas de ADN, que poseen cada uno de ellos una larga cadena de nucleótidos de monómero, enrolladas una cerca de la otra. El veinticinco de abril, publicaron su descubrimiento en la gaceta Nature. El resto es Historia.

Aunque como todas las grandes historias, tiene su lado obscuro. Watson y Crick junto con Maurice Wilkins (el compañero de Franklin que mostró sus datos a Crick), ganaron el Premio Nobel de Medicina o Fisiología en el año mil novecientos sesenta y dos.

¿Qué son los cromosomas?

Los cromosomas son el máximo nivel de compactación que alcanza el ADN dentro de nuestras células. El ADN no siempre está en forma de cromosomas, la mayor parte del tiempo aparece como filamentos en el núcleo celular y solo se reúnen en cromosomas en la división celular. Además de esto, existen diferentes géneros de cromosomas, que repasamos ahora.

Cada cromosoma de nuestro cuerpo tiene una forma y un tamaño determinado, también se encuentran en pares y en idéntico número para todos los individuos de una misma especie. Dependiendo de la cantidad de cromosomas (carga cromosómica), las células van a poder ser diploides (2n) o haploides (1n). El número de cromosomas que tiene la especie humana son cuarenta y seis pares. Y son estos cromosomas los que permiten estudiar todo tipo de enfermedades genéticas donde las mutaciones alteran el material genético. Para estos casos, la mejor opción es la de realizar una prueba de ADN que permita detectar en qué sector se encuentra la anomalía.

Tipos de cromosomas existentes

Ya antes de hablar de los modelos de cromosomas es esencial saber que existen varias clasificaciones de los cromosomas. Para comenzar se dividen en 2 grandes grupos:

Cromosomas procariontes

Están formados por una sola cadena de ADN con forma circular y se hallan dentro de los nucleoides dispersos en el citoplasma.

Cromosomas eucariontes

En el caso de los cromosomas eucariontes están formados por dos cadenas de ADN repetidas en forma de espiral y son considerablemente más grandes que los procariotas. Para sostener su forma, necesitan la participación de cromosomas. Son este género de cromosomas los que aparecen en las células humanas.

Tipos de cromosomas humanos conforme la ubicación del centrómero

Cada cromosoma está formado por 2 unidades longitudinales llamadas cromátidas unidas por un centrómero, que divide a cada cromátida en 2 brazos. Se distinguen varios géneros de cromosomas según a qué altura esté situado el centrómero.

Metacéntricos

El centrómero está en medio del cromosoma, por lo que los dos brazos de cada cromátida miden lo mismo.

 

Submetacéntricos

El centrómero está algo alejado del centro, con lo que un brazo es levemente más grande que otro.

Acrocéntricos

El centrómero está lejos del centro, por lo que uno de los brazos es cortísimo y el otro larguísimo.

Telocéntricos

El centrómero está tan cerca del extremo que solo se ve un brazo.

Tipos de cromosomas humanos que existen según su función

Los cromosomas humanos codifican todas las peculiaridades que tenemos. Como sabéis tenemos dos sexos, hombres y mujeres. Las diferencias entre los dos sexos están codificadas genéticamente en los cromosomas sexuales.

Cromosomas sexuales

Como ya hemos dicho, son los responsables de las características diferenciadoras de cada sexo. En humanos hay 2 cromosomas sexuales, el X y el Y, de forma que las mujeres son XX y los hombres XY.

Cromosomas somáticos

Los cromosomas autosómicos son los que codifican para todas y cada una de las características que no son sexuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *