Prueba de ADN: ¿Cuántos tipos existen?

Padre con sus hijos usando una tablet

Es fundamental realizarse una prueba de ADN si no tenemos certezas sobre quiénes pueden ser nuestros padres y si, además, tememos padecer alguna enfermedad hereditaria. En este artículo descubrirás no solo sobre su importancia, sino también cuantos tipos existen y cómo es el proceso.

¿Qué es una prueba de ADN?

Una prueba de ADN es un procedimiento en el cual, a partir de un análisis de ADN, se permite saber quién es el padre/madre biológica de una persona. Esta información está en la sangre u otro tipo de células del padre y del hijo. También sirve para que la persona analizada conozca su predisposición genética a desarrollar ciertas enfermedades genéticas, entre otras cosas.

Objetivos de esta prueba

Con una simple muestra de saliva, es posible saber si hay presencias de mutaciones relacionadas a una multiplicidad de factores, algunos como: enfermedades hereditarias, los rasgos propios de cada persona, su ancestralidad, la compatibilidad con ciertos tipos de medicamentos, etc.

A gran escala, una prueba de ADN puede analizar a una determinada población y permitirle conocer si es posible que padezcan enfermedades como, por ejemplo, diabetes. En el caso de que los resultados arrojen que se encontraron mutaciones genéticas en toda la población con esta enfermedad, se llega a la conclusión de que, si alguien tiene esa misma mutación, la probabilidad de padecer diabetes aumenta considerablemente. Algo que debemos remarcar es que los resultados obtenidos no garantizan que la persona sí o sí vaya a tener la enfermedad, sino que nos dicen las probabilidades que tendremos de desarrollarla a lo largo de nuestra vida.

La importancia de realizarse una prueba de ADN

La información que proporcionan estos estudios es determinante puesto que muchas enfermedades aparecen no solo por la predisposición genética sino también por la interacción con el ambiente. De manera que, si sabemos las probabilidades que tenemos de padecer tal enfermedad, podremos modificar ciertas cosas del ambiente para evitar o atrasar su aparición.

Un buen ejemplo de esto sería la diabetes que, si los resultados de la prueba de ADN muestran que existen altas probabilidades de padecer esta enfermedad, esto me permitirá controlar mucho mejor mi dieta, evitando así los alimentos y bebidas con mayor cantidad de azúcar.

¿Cómo se realiza?

En estos estudios, las personas interesadas en conocer su información genética lo único que debe hacer es llenar un pequeño repositorio con su saliva. Luego, esta muestra de saliva se envía a un laboratorio de análisis genéticos y, más tarde, se reciben los resultados. Otro punto positivo de estos estudios es que no son invasivos.

El proceso más en profundidad

Una vez que se extrae el código genético de la muestra de saliva otorgada por el paciente, se hace una amplificación de este ADN para trabajar mejor con él. Luego de realizar esta amplificación, se lleva a cabo lo que se conoce como “genotipado”. Con esta compleja técnica, lo que se hace es determinar las diferencias existentes en los genes de la muestra a analizar, con secuencias de referencia. La secuencia de referencia sería la mutación conocida y, si la muestra analizada la tiene, se podrá visualizar mediante distintas técnicas de detección.

Gracias a esta técnica es posible conocer si la persona tiene las mutaciones conocidas o no. En el caso de que sí, se calcula la probabilidad que tiene su organismo de desarrollar tal enfermedad y todo esto pasa a detallarse en el informe médico.

Científico analizando una prueba de ADN

Tipos de pruebas de ADN

Existen varios tipos de pruebas y acá te las dejamos todas:

Paternidad legal: Tiene como objetivo determinar el vínculo genético entre el presunto padre y el presunto hijo/a. Permite utilizar el resultado para ser presentado en instancias legales ya sea para reconocimientos, impugnaciones, sucesiones, entre otros.

Paternidad anónima: Es una alternativa anónima, accesible y confiable es entre quienes dudan de su paternidad.

Prenatal: Consiste en detectar ADN libre de células del feto en desarrollo que circula en el torrente sanguíneo de la madre embarazada.

Abuelidad: Permite establecer el lazo con los supuestos abuelos/as paternos.

Genética clínica: Con este estudio sabrás si puedes padecer mutaciones familiares específicas, Alzheimer temprano, Síndrome de Lynch, y muchas otras enfermedades.

Alergias: Te permite saber si eres alérgico a las mascotas, al maní, al huevo, etc.

Genética de la piel: Con él sabrás acerca de la elasticidad de tu piel, la pigmentación que tiene, los antioxidantes, etc.

Genofit: Analiza los genes relacionados a la alimentación y el ejercicio físico. Te permitirá saber tu estado nutricional actual, la forma en que tu cuerpo procesa los alimentos, etc.

Maternidad

Hermandad

Avuncular (tío-sobrino)

Ancestral

Niña tocando la panza de su madre embarazada

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *